La Historia de los Medallones

By junio 8, 2020Ro&yo, Todo

Los medallones son una pieza de joyería que llegó hace miles de años. En la antigua Roma, tenían forma de moneda y se daban como recompensa a los vencedores. En Egipto Cleopatra era famosa por regalar medallones a sus criados. Actualmente el medallón es una importante pieza de joyería que no ha perdido su relevancia.

Hay hechos que dicen que los medallones aparecieron en Inglaterra en el siglo XVII. Y el pico de popularidad fue en el siglo XVIII-XIX – época victoriana (o en la época del romanticismo y Neostyle). Las personas usaban los medallones como ”almacenamiento” para la memoria de las víctimas de guerra, familiares y seres queridos.

El nombre de este estilo de joyería se dio en la lengua moderna del francés, enraizada con latín y griego antiguo. En la época victoriana también habían medallones giratorios. La bisagra quedaba fija a la cadena y no al medallón, lo que permitía que girara libremente.

En Europa, los joyeros decoraban los medallones con miniaturas. Los medallones que tenían un mechón de cabello, contaban con cristal por ambos lados. Así se podía ver la reliquia, sin necesidad de abrirlo. Debido a esto se puede evitar el riesgo de perder valiosos contenidos del medallón.

Otro tipo de medallón “secreto”, fue pensado para mantener el olor de una persona. Tenían una pequeña almohadilla en el interior del medallón con unas pocas gotas de sus perfumes.

Por lo general, los medallones tienen forma redonda u ovalada, e incluso rectangular. Pero hay medallones que tienen una diferencia significativa, algunos con dos partes totalmente diferentes.

Hoy en día, la mayoría de medallones se han convertido en un adorno, la gente casi no pone en ellos una foto, un mechón de cabello o algo valioso y están hechos en metal o chapados en oro.

Los joyeros modernos hacen medallones de lujo con metales preciosos, perlas y hay algunos que son hechos de madera, plástico e incluso vidrio. La imaginación, la tecnología y la artesanía de los joyeros no tienen fronteras.

Con frecuencia se utilizan piedras semi-preciosas, como ónix, turquesa, ámbar y ágata. A veces, con el fin de dar fuerza a la plata suave, se puede recubrir con platino y decorarlo con diamantes.

Para despedirse, Ro&yo quieren recordarte que si tienes dudas sobre las joyas que mejor encajan con tu look o quieres encontrar un cómplice que te ayude a encontrar la joya perfecta para ti, en Joyería Royo te ofrecemos nuestra experiencia y cercanía para aconsejarte en la búsqueda de tu joya ideal. ¡Nos encanta compartir contigo tus grandes momentos! Ven a vernos y descubriremos juntos todas las posibilidades para brillar como una estrella de cine. ¡Te esperamos!

Leave a Reply